Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Desde RunActiva, creemos y confiamos fielmente en nuestro propio método de entrenamiento, sin complicaciones ni fórmulas arriesgadas. Simplemente aplicando la lógica, la experiencia y el estudio constante de las ciencias que rodean al entrenamiento. Trabajando día a día con multitud de atletas que nos ayudan a perfilar nuestro trabajo. Y siempre, bajo el prisma de la salud y el rendimiento unidos.

 

  • Contenidos de entrenamiento: La identificación de los contenidos de entrenamiento y su clasificación en función de la importancia y especificidad para la prueba objetivo marca la progresión que siguen nuestros atletas. De esta manera aseguramos una evolución desde contenidos básicos hasta competitivos pasando por contenidos específicos.
  • Optimización: Gracias a la identificación correcta y concreta de los contenidos de entrenamiento evitamos el trabajo que no reporta ninguna mejora para nuestro deportista. Además, intentamos minimizar al máximo posible el volumen de entrenamiento, tratando de reducir la aparición de lesiones por repeticiones tan típicas al realizar grandes volúmenes en nuestro deporte.
  • Condición física básica: Consideramos que antes de poder comenzar con un plan específico de carrera es imprescindible adquirir y mantener una condición física básica que sirva de soporte para el desarrollo específico.
  • Fuerza: Al final de cualquier prueba, por muy larga que sea, el ganador resultante es la persona que ha sido capaz de aplicar más fuerza durante el tiempo que ha durado la competición. Por este motivo consideramos fundamental trabajar de forma específica esta capacidad.
  • Técnica: No imitamos un modelo técnico concreto, sino que tratamos de lograr modificaciones dentro del estilo personal de cada uno que lleven al atleta a tener una técnica más eficiente y menos lesiva. Por otro lado, forzar la adopción de una técnica concreta sin preparar previamente el organismo sólo ocasiona una pérdida importante en el rendimiento y un aumento del riesgo de lesión. Por este motivo, mediante el entrenamiento tratamos de lograr adaptaciones en el sistema nervioso y en el sistema musculo-esquelético que resulten en una modificación de la técnica de manera casi inconsciente.
  • Salud y rendimiento: Mediante la optimización del volumen, el desarrollo de la condición física básica, de la fuerza y de la técnica y el mantenimiento adecuado del ratio estímulo-recuperación tratamos de mantener el equilibrio adecuado entre la mejora del rendimiento y del estado de salud de nuestros deportistas.
  • Control y seguimiento: Mediante la observación directa, el seguimiento de los resultados en las competiciones, el diario de entrenamiento, la grabación de vídeos y las aplicaciones online conseguimos realizar un seguimiento y control de los entrenamientos sobre los que asentar la progresión y tomar las decisiones futuras.
  • Individualización dentro del grupo: Aunque nuestros atletas entrenen en grupo, y fomentemos el trabajo grupal por sus bondades, cada uno de nuestros deportistas entrena en función de sus características y objetivos. Entrenar en grupo no significa entrenar lo mismo.